Veganuy - Contra toda forma de explotacion animal

Una acción más dentro de las que se vienen reiterando para cerrar definitivamente el zoológico Villa Dolores. Ayer a las 18 hs. concentramos en la plaza Libertad para a las 19 hs. comenzar a marchar, tal como había prometido previamente el nombre de la actividad, avanzamos ruidosamente y agitativamente por 18 de Julio hacia la Intendencia, organismo responsable de la cosificación y la mercantilización de la vida en las jaulas del zoológico.


  Al llegar al túnel que por la calle San José posibilita el tránsito por debajo de la Intendencia se formó un cordón policial con el propósito de impedir el paso a los manifestantes. La marcha no se consideró intimidada por ésto e intentó avanzar igualmente generándose empujones y forcejeos con las fuerzas policiales, ésta situación se extendió durante varios minutos hasta que la marcha avanzó por el costado de la Intendencia para llegar a la explanada donde se pretendía leer la proclama.
  Allí, con una gran presencia policial dispuesta a propósito en diferentes puntos la marcha se dirigió hasta las puertas de la Intendencia donde se generaron nuevamente momentos de tensión que culminaron con las fuerzas policiales deteniendo a dos compañeros.
Los compañeros fueron trasladados a la seccional 2da, ubicada en Zelmar Michelini y Maldonado, fueron interrogados sobre su participación en la marcha y pasadas las 21 hs. se encontraban afuera, donde en solidaridad aguardaban un montón de compañeros a los que también les habían colocado un cordón policial para impedirles la llegada a la seccional. La solidaridad se extendió más allá de los compañeros e inclusive hubo vecinos que desde los balcones de los edificios cacerolearon mientras abajo se cantaban consignas en solidaridad. Los compañeros se encuentran bien, no les adjudicaron cargos y sobre todo se encuentran más fuertes y decididos que nunca.
28_8_3
  La enorme presencia policial dispuesta en la Intendencia no fue ninguna casualiad, ya lo habíamos evaluado en la concentración anterior y refleja algo muy claro, la clara intención de generar miedo e intentar frenar una lucha que la Intendencia no sabe cómo detener. A la vez refleja otra cosa aún más clara, los pasos que la lucha está dando hacia adelante.
El avance de las reformas sobre el cementerio-cárcel Villa Dolores obliga a la lucha a avanzar. El momento lo exige, la re-estructuración de la esclavitud avanza y es necesario pararse adelante y detenerla. Para transformar la realidad, para dar vuelta el mundo que transforma todo lo vivo en mercancía, para que nadie sea entendido como propiedad de nadie, para que dejen de decidir sobre nuestras vidas y sobre las de otros.
¡Viva la lucha por el cierre definitivo del zoológico Villa Dolores!
¡Vivan los compañeros que no se queden quietos ni callados y siguen en las calles no sólo dándole continuidad a la lucha sino que dando un paso adelante!
¡Vivan los que intentamos avanzar ayer cuando nos negaron el paso!
¡No nos pararán!
  

Proclama que se hubiera leído en la Intendencia:

Ante un ataque todo animal se defiende, con garras, con dientes, con lo que tenga a su alcance, pero cuando el ataque es demasiado fuerte y defenderse no alcanza entonces es necesario golpear.
El cautiverio es un ataque y una institución como el zoológico Villa Dolores que expone vidas dentro de jaulas de la misma forma que en un shopping es expuesta la mercancía tiene que desaparecer, tiene que desaparecer porque la vida no es mercancía. ¿Pero quiénes lo van a hacer desaparecer?, ¿los mismos políticos responsables que tienen intereses justamente políticos en juego y que por eso lanzan una serie de reformas para generar una tranquilidad que ni siquiera les funcionó?, claro que no, ¿las autoridades del zoológico que viven acomodadas cobrando exagerados sueldos por administrar una prisión?, tampoco, ¿quiénes, entonces, lo van a hacer desaparecer si no somos nosotros?, ¿quiénes, entonces, van a frenar el encierro si no somos nosotros mismos y las acciones que llevamos adelante?

No hay animal que no se defienda ante un ataque, ante un golpe cualquiera responde contra el responsable. No estamos hablando de nada abstracto ni se trata de una metáfora, el zoológico Villa Dolores tiene sus responsables, estamos hablando de personas específicas con nombres y apellidos. Porque podemos responsabilizar a todos los que pagan la entrada, a todos los que defienden el encierro, a todos los que allí trabajan y estaríamos acertando, todos ellos en mayor o menor medida son responsables. Pero estamos hablando de responsables con altos cargos, personas que son las que firman los papeles para que se concrete un traslado de un zoológico a otro como si se tratara de un producto, personas que toman decisiones importantes. Estamos hablando de Eduardo Tavares, director del zoológico; María del Carmen Leizagoyen, directora técnica; Andrés Montero, director administrativo; Juan Canessa, director de la División de Artes y Ciencias de la Intendencia; Mariana Percovich, directora general del departamento de Cultura, Carlos Pascual, arquitecto a cargo de las reformas y Daniel Martínez, el nuevo intendente de Montevideo. Todos ellos son responsables directos del funcionamiento de la cárcel-cementerio Villa Dolores.

Todo animal se defiende ante un ataque, con más fuerza algunas veces, con menos fuerza otras. Lo importante es que la fuerza se puede desarrollar y que para frenar el ataque directo sobre la vida que es el zoológico Villa Dolores necesitamos una lucha con fuerza que sepa golpear hasta torcer cada reja y derribar cada muro.
Todo tenemos que cambiar para cambiar una parte, no tiene sentido un mundo sin zoológicos si los hábitats naturales siguen siendo devastados, no tiene sentido si seguimos dejando que empresarios sedientos de dinero en complicidad con políticos siguen destruyendo los hábitats naturales, no tiene sentido si seguimos permitiendo que destruyan el mundo en que vivimos y que tomen decisiones sobre nuestras vidas.

Ante cualquier ataque no hay animal que no se defienda, ante todo ataque es necesario responder. En el zoológico Villa Dolores avanzan las reformas, avanzan para modernizar el encierro, para actualizar el negocio de la vida a los tiempos que corren, ¿y qué es eso si no es un ataque? La re-estructuración del encierro es un ataque directo sobre la vida, ¿y quiénes lo van a frenar si no somos nosotros mismos?
Tenemos que ser claros, la lucha no tiene por objetivo la suavización de la explotación, su objetivo es frenarla definitivamente.
Ante todo ataque es necesario defenderse, ante todo ataque es necesario reaccionar, ante todo ataque es necesario responder con nuestras acciones. Contra el ataque perpetuado por las reformas de la Intendencia, contra la mercantilización de la vida, contra la naturalización del encierro y contra la re-estructuración de la explotación… nuestras acciones. Nosotros y nadie más que nosotros podemos poner el punto final. ¡Las reformas no nos pararán, al Villa Dolores lo vamos a cerrar!


Coordinación por el cierre definitivo del zoológico Villa Dolores.
Extraido de : Cierra el Zoo

    Nuestro Banner !

    Nuestro Banner !
    Agrega a tus links !